Receta de Vinagreta con Albahaca

vinagreta con albahaca

La albahaca es ideal para combinarla con otros alimentos y crear ricas recetas. De allí que sea la mejor aliada para realizar nuestras ensaladas e incluso aderezos. De este modo, si queremos sacar nuestro paladar de la rutina y acompañar nuestras comidas con un aderezo especial, entonces la vinagreta de albahaca es lo que buscamos.

Este tipo de aderezo nos sirve para acompañar las ensaladas, así como también todo tipo de carnes.

ComposiciónCantidad
Calorías63 kcal
Hidratos de carbono3,3 gramos
Grasas5,5 gramos
Colesterol0 mg
Proteínas1,2 gramos

Tiempo de preparación

15 minutos

Tiempo de elaboración

10 minutos

¿Cómo preparar la receta de Vinagreta de albahaca?

La vinagreta de albahaca es un aderezo sano y ligero en una sola receta, con él daremos a nuestras comidas ese toque especial que hará a más de uno chuparse los dedos. Y lo mejor es que su preparación es muy fácil y práctica.

Su elaboración es ideal sobre todo en esos momentos que estamos muy apurados o ajetreados, pero que a su vez queremos dar un toque diferente a nuestras comidas. Para ello debemos contar con lo siguiente:

Ingredientes

– 200 ml de aceite de oliva
– 80 ml de vinagre de manzana. También podemos emplear vinagre blanco o el balsámico. Estos varían en cuanto al sabor, pero también al precio, de manera que su elección dependerá del presupuesto y gusto de quien elabore la receta.
– 10 hojas de Albahaca frescas y verdes
– 2 dientes de Ajo o bien 10 g de ajo en polvo. Para un sabor más concentrado es mejor utilizar dientes de ajo frescos.

Preparación de la receta de Vinagreta de albahaca

Una vez que tengamos a disposición cada uno de nuestros ingredientes es hora de iniciar su preparación, para ello debemos tener en cuenta los pasos siguientes:

Paso 1

Colocaremos en nuestra mesa o mesón cada uno de los ingredientes, de manera que no tengamos que ir a buscar alguno que se nos haya olvidado.

Paso 2

Toma las hojas de albahaca y córtalas, procurando que quede en trozos finos.

Paso 3

Si vamos a usar ajo en dientes, debemos quitarle muy bien la cáscara, para que no arruine nuestra vinagreta. Procederemos a colocarlo en un mortero para triturarlos o bien podemos cortarlos en finas rodajas.

Paso 4

En una licuadora, vamos a colocar el vinagre, el aceite de oliva, el ajo triturado o bien en polvo. En este paso no puede faltar la protagonista principal, es decir la albahaca que agregaremos finamente picada.

Acto seguido, encenderemos nuestra licuadora y veremos cómo se mezclan todos los ingredientes para lograr la combinación perfecta.

Paso 5

Coloca la mezcla en un recipiente de vidrio con tapa o un dispensador de salsa y estará lista para ser servida.

Si queremos ser más tradicionalistas y consideramos que los alimentos mantienen más su sabor si no los licuamos, podemos colocar los ingredientes en un frasco con tapa, mezclándolos muy bien y dejándolos reposar un par de horas para luego usarlos.

¿Qué ventajas aporta el consumo de la Vinagreta de albahaca sobre nuestro organismo?

El consumo de la vinagreta de albahaca aportará a nuestro organismo muchos beneficios. El primero de ellos es que sus ingredientes nos ayudarán a mantener los niveles de colesterol en sangre. Aunado a ello, nos hará más fácil y ligera la digestión, con lo cual nuestro sistema digestivo se mantendrá en perfectas condiciones.

De manera que, si comer carne le cae pesado a nuestro organismo, al agregarle este aderezo seremos capaces de procesar los alimentos cárnicos consumidos de forma más ligera. A lo anterior, debemos adicionarle que su bajo contenido calórico lo convierte en un aderezo ideal para las ensaladas prescritas en las dietas.

5/5 (1 Review)