Salsa de tomate con albahaca

salsa tomate albahaca

El tomate y la albahaca son la combinación perfecta para realizar una suculenta salsa, ideal para pastas y la base de las pizzas. Incluso, con ella podemos darle un exquisito sabor a nuestros guisados de carne o pescado. En este sentido, es de recordar que la salsa de tomate con albahaca aportará a nuestras comidas un sabor inigualable, garantizando que nuestras comidas sean inolvidables para nuestros comensales.

De modo que si queremos darle ese toque diferente pero especial a nuestras comidas con una sazón particular, la salsa de tomate y albahaca es lo que necesitamos.

ComposiciónCantidad
Calorías58 kcal
Hidratos de carbono8 gramos
Grasas1,2 gramos
Colesterol0 mg
Proteínas1,8 gramos

Tiempo de preparación

45 minutos

Tiempo de elaboración

35 minutos

¿Cómo preparar Salsa de tomate con albahaca?

La salsa de tomate con albahaca es de fácil y práctica preparación. Y lo mejor, es que sus ingredientes los podemos encontrar en cualquier mercado con un coste muy accesible. De esta manera para su preparación necesitaremos los ingredientes siguientes:

Ingredientes

– 200 g de tomates maduros
– 10 hojas de albahaca, fresca y verde
– Una cebolla grande
– 3 dientes de ajo o 15 g de ajo en polvo
– Aceite de oliva
– Sal y pimienta al gusto

Elaboremos la receta de Salsa de tomate con albahaca

Una vez que contemos con todos los ingredientes en nuestra mesa, procedamos a preparar nuestra exquisita salsa de tomate con albahaca, para ello debemos seguir los pasos siguientes:

Paso 1

Lavamos muy bien los tomates. Los colocaremos en una olla con agua al fuego. Dejamos hervir. Una vez que estén cocidos, lo sacamos del agua y dejamos enfriar. Posteriormente, con un cuchillo los cortamos a la mitad y con una cucharilla sacamos todas las semillas. Seguidamente con nuestros dedos quitamos la cáscara del tomate y con un tenedor los trituramos hasta hacer una papilla.

Paso 2

Elegimos nuestras hojas de albahaca, las más grandes y verdes, y procederemos a lavarlas bien. Dejamos secar y procedemos a cortarlas en trozos muy pequeños.

Paso 3

Quitamos la cáscara de la cebolla y la lavamos. Acto seguido, procedemos a cortarlas en cuadros muy pequeños.

Paso 4

Tomaremos los dientes de ajo y quitaremos la cáscara. Los colocamos en un mortero y machacamos. El ajo entero tiende a dar más gusto a nuestras comidas, pero si elegimos usar el ajo en polvo, obviaremos este paso.

Paso 5

En una sartén u olla, según nuestra preferencia, colaremos los tomates triturados, la albahaca picada, la cebolla cortada en pequeños cuadros y los ajos machacados. Adicionaremos el aceite de oliva, sal y pimienta al gusto, y removemos muy bien hasta lograr que se combinen nuestros ingredientes.

Paso 6

Tomamos el sartén u olla contentivo de nuestros ingredientes y lo colocaremos en la cocina a fuego lento, por espacio de 8 minutos. Es necesario recordar que no debemos dejar hervir, apenas rompa la primera burbuja, debemos retirarla del fuego. Y listo, ya podemos usar nuestra salsa en la comida que deseemos.

Incluso la podemos envasar en un frasco de vidrio con tapa y colocar en el refrigerador para futuras ocasiones.

Paso 7

También puedes optar en colocar todos los ingredientes en la licuadora y allí realizar la mezcla de estos, de esta forma, obtendremos una mezcla más homogénea que llevaremos al fuego lento, como se indica en el paso seis.

¿Qué beneficios nos da consumir Salsa de tomate con albahaca?

El consumo de la salsa de tomate con albahaca aportará a nuestro organismo una importante cantidad de antioxidantes que nos ayudará a mantener nuestra piel sana. Igualmente estaremos proporcionando a nuestro cuerpo vitamina C y potasio, con lo cual reforzaremos nuestras defensas ante el virus de la gripe.

Asimismo, mantendremos en buenas condiciones nuestro sistema digestivo, por lo que no podemos dejar de convertir este plato en parte fundamental de nuestra mesa.

Además del té de albahaca, te puede interesar
5/5 (1 Review)