Pasta con Albahaca

pasta y albahaca

Es posible que un día quieras salir de la rutina y comer algo diferente. Quizás estás en esos días en los que no te provoca hacer nada y mucho menos se te antoja pasar horas cocinando, pero quieres comer algo sabroso. La pasta con albahaca te ayudará a salir de la rutina, además de que es muy sencilla de preparar y sabe maravillosamente bien.

Servir un plato caliente de pasta a la albahaca, con el queso derritiéndose, te hará comer con gusto y disfrutarás esta comida. Puedes servirla como plato principal o como acompañamiento de una ración de pescado o de pollo.

ComposiciónCantidad
Calorías298 kcal
Hidratos de carbono72 gramos
Grasas1 gramos
Colesterol7 mg
Proteínas6 gramos

Tiempo de preparación

20 minutos

Tiempo de elaboración

5 minutos

¿Cómo preparar la receta de Pasta con albahaca?

Esta pasta es un platillo con muy buen gusto y fácil de preparar. Si te gusta el olor de la albahaca este plato te encantará. Es muy práctico y rápido de preparar.

Es importante que los ingredientes (especialmente la albahaca) estén frescos, ya que así se resaltarás su sabor natural.

Ingredientes

– 250 gr de pasta
– 1 taza de hojas de albahaca
– Media taza de agua
– Aceite de oliva al gusto
– 2 dientes de ajo
– 1 cebolla mediana picada (opcional)
– 100 gramos de queso rallado

Elaboración de la receta de Pasta con albahaca

Paso 1

Lo primero es asegurarnos de que las hojas de albahaca están completamente limpias. Debes lavarlas con agua y retirar cualquier impureza que tengan.

Paso 2

En una licuadora, procesa las hojas de albahaca junto con el agua, el aceite de oliva, los ajos y la cebolla (si decides usarla). Estos ingredientes se deben licuar hasta lograr una mezcla homogénea. Agrega sal al gusto

Paso 3

Para cocer adecuadamente 250 gramos de pasta es necesario calentar tres litros o tres y medio litros de agua. Utiliza una olla de al menos 5 litros (recuerda que la pasta crece al cocerse). Agregar sal al gusto.

Cuando el agua este hirviendo añade la pasta. Aquí es muy importante que remuevas el agua de inmediato para que no se pegue la pasta. Cuando añades la pasta el agua se enfría un poco, así que debes mantener el fuego alto hasta que rompa a hervir con fuerza de nuevo. Baja el fuego hasta un poco más arriba de la mitad.

Comprueba el punto de cocción de la pasta un par de veces y apártala del fuego cuando esté “al dente”, esto significa que la pasta debe estar tierna, pero aún debe estar un poco firme.

Para finalizar este paso debes escurrir la pasta. Es recomendable que utilices un colador de buen tamaño.

Paso 4

En otra olla pon a calentar a fuego medio la salsa de albahaca. Cuando este caliente, vacía la pasta y mézclala con la salsa. Aquí es importante aclarar que solo debes calentar la salsa, no debes dejar que hierva o se cocine ya que la cocción ocasionará que el sabor cambie por completo.

Para finalizar, agrega el queso Cotija rallado y sirve. (Algunas personas prefieren utilizar queso parmesano rallado en lugar del queso Cotija).

¿Qué beneficios aporta el consumo de Pasta con albahaca?

La pasta con albahaca es un plato saludable con buen sabor fuerte. Una porción te dejará satisfecho y con una agradable sensación de bienestar.

Como resultado de la falta de cocción de la albahaca, nuestro organismo puede absorber de forma natural todas las proteínas que contiene esta excelente planta. Además, los minerales y las vitaminas que aporta a nuestro cuerpo ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y facilitan el correcto funcionamiento de los riñones.

5/5 (1 Review)