Infusión de Albahaca

Te de albahaca

La albahaca es ideal para combinarla con otros alimentos y crear ricas recetas. De allí que sea la mejor aliada para realizar aderezos, salsas, cremas o ensaladas. Pero esta especial planta culinaria es tan maravillosa que con ella podemos realizar hasta deliciosas infusiones.

De este modo la infusión de albahaca es un verdadero espectáculo en sabor y aroma. Con ella no solo nuestro paladar apreciará su inigualable sabor, sino que también nuestro olfato volará por los cielos de tan exquisito aroma.

ComposiciónCantidad
Calorías23 kcal
Hidratos de carbono2,7 gramos
Grasas0,64 gramos
Colesterol0 mg
Proteínas2 gramos

Tiempo de preparación

10 minutos

Tiempo de elaboración

5 minutos

Forma de preparar una infusión de albahaca

La infusión de albahaca es muy fácil y rápida de preparar. La podemos elaborar con albahaca fresca o también podemos realizarla con albahaca seca. En cuanto a la albahaca seca, la podemos adquirir en el mercado o bien hacerla nosotros mismos.

Para hacerla, tomaremos la albahaca fresca y la lavamos muy bien. Luego la colocamos sobre una servilleta para que expulse toda el agua. Posteriormente, la colocaremos sobre un plato al sol por varios días hasta que esté bien seca. Resulta importante que no la dejes expuesta a la intemperie durante la noche, de lo contrario se puede dañar.

La albahaca seca nos ofrece la ventaja de que podremos guardarla en un frasco con tapa para futuras ocasiones. Esta opción es excelente para conservar la albahaca y que no se nos dañe.

Visto lo anterior, vemos los ingredientes de la infusión:

Ingredientes

– 1 taza de agua u 8 onzas
– 1 limón grande bien jugoso
– 10 hojas de Albahaca fresca y verde. Si preferimos que sea bien cargada o fuerte, con 20 hojas lo lograremos. En caso que utilicemos albahaca seca, emplearemos la misma cantidad de hojas.
– Miel o azúcar al gusto

Elaboremos el té con albahaca

Como indicamos la preparación de nuestra deliciosa infusión es fácil y rápida, solo es necesario que sigamos los pasos siguientes: 

Paso 1

Del ramo de albahaca, elegiremos las hojas más grandes y verdes y procederemos a lavarlas muy bien. Luego las colocaremos en un pequeño plato.

Para el caso que hayamos optado por la albahaca seca, obviaremos el paso de lavarlas.

Paso 2

Toma un limón jugoso y los cortaremos a la mitad. Con un exprimidor o con nuestras manos le haremos presión para sacarle todo el jugo, el cual verteremos en una taza o vaso.

Paso 3

En una olla pequeña, colocaremos las 8 onzas de agua fresca, el jugo de limón y las hojas de albahaca frescas o secas. La mezcla se llevará al fuego hasta que hierva. Seguidamente, le agregaremos la miel o el azúcar según sea nuestro gusto. También podemos verter los ingredientes en un utensilio para microondas y, según su potencia, le colocaremos dos o tres minutos.

Paso 4

Tomamos una taza y servimos nuestra infusión. Esta bebida la podemos consumir caliente o fría según sea nuestra preferencia. Sin embargo, si la ingerimos para conciliar el sueño o aliviar dolores de vientre o cólicos, lo recomendable es que la consumamos caliente.

¿Qué propiedades beneficiosas obtenemos tomando una infusión de albahaca?

El consumo de la infusión de albahaca aporta grandes beneficios para nuestra salud. Por cuanto ella es perfecta para combatir el estrés, con lo cual nuestra calidad de vida mejorará mucho, pues como ya sabemos, el estrés es una fuente inagotable de enfermedades y patologías que afectan nuestro organismo.

Al mismo tiempo, debido a las propiedades digestivas de la albahaca es fabulosa para esas noches en la que los cólicos definitivamente no nos quieren dejar dormir. Asimismo, para los dolores de vientre o garganta, es increíble como se aliviarán, esto gracias a sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

También es un excelente diurético, de manera que no debe faltar para evitar la retención de líquidos. Adicionalmente a ello, estaremos proporcionando a nuestro cuerpo vitamina C, con lo cual reformaremos nuestras defensas contra la gripe.

5/5 (1 Review)