Receta de Gazpacho de Albahaca

gazpacho con albahaca

El gazpacho es una de esas sopas frías que puede consumirse en cualquier época del año. Su preparación sencilla y los pocos ingredientes necesarios hacen que hasta los menos aficionados a la cocina se aventuren a probarlo.

Hoy veremos cómo podemos hacer todavía más suculenta esta receta con tan solo agregarle albahaca a su preparación. ¿Quieres saber más?, ¡sigue leyendo!, pues te explicaremos con detalle la preparación y beneficios de esta receta.

ComposiciónCantidad
Calorías46 kcal
Hidratos de carbono3,9 gramos
Grasas0,1 gramos
Colesterol0 mg
Proteínas2,9 gramos

Tiempo de preparación

20 minutos

Tiempo de elaboración

18 minutos

¿Cómo hacer la receta de gazpacho con albahaca?

Para esta receta seguiremos la preparación tradicional del gazpacho, por lo que es necesario contar con tomates frescos, lo más rojos posibles. También es bueno recordar que al realizar nuestra preparación con albahaca, lograremos contrarrestar los efectos de una mala digestión que pueden ocasionar ingredientes como el ajo o la cebolla.

La albahaca le dará nueva vida a nuestro gazpacho y su sabor único y fuerte permitirá una preparación muy sabrosa en pocos minutos.

Ingredientes

– 1 kilo de tomates rojos
– 1 litro de agua helada
– Media taza de hojas de albahaca
– Una taza de vinagre blanco
– Media taza de aceite de oliva
– 150 gramos de pan duro
– Sal y pimienta al gusto

Preparación de la receta de pollo y albahaca

Para esta preparación podemos usar una licuadora o un picador de mano, en donde convertiremos a los tomates en un puré.

Paso 1

Tomaremos los tomates, eliminando el pedúnculo y limpiándolos cuidadosamente. Como ya hemos mencionado, debemos seleccionar tomates grandes y rojos, mientras más brillantes mejor para la preparación. Luego picaremos cada tomate en trozos de 4, sin quitarles la piel ni las semillas.

Paso 2

En la licuadora o en un envase grande (si usamos una picadora de mano) agregaremos los tomates, el vinagre, la sal y la pimienta al gusto.

Comenzaremos a batir y a agregar progresivamente el agua fría o incluso en pequeños cubos de hielo. Cuando hayamos agregado toda el agua, tendremos una mezcla homogénea, en ese punto agregaremos el aceite batiendo durante unos cinco minutos más.

Es importante señalar que nuestra sopa quedará más o menos espesa en función del agua que vayamos agregando, así que la consistencia o espesor dependerá de nuestro gusto.

Paso 3

Aparte, colocaremos los trozos de pan de remojo durante 15 minutos aproximadamente para que vayan ablandando.

Paso 4

Finalmente serviremos nuestro gazpacho, agregando pequeños trozos del pan remojado en cada plato.

¿Qué propiedades tiene el gazpacho de albahaca?

El gazpacho es una de las sopas más refrescantes y nutritivas, pero sus propiedades no se detienen ahí. El consumo de tomate fresco y sin procesar aumentará los niveles de minerales en nuestro organismo, en especial del hierro; por su parte, al agregar albahaca obtendremos los siguientes beneficios:

– Mejorará la digestión y desinflamará nuestros intestinos, evitando gases y/o flatulencias.

– Nuestra piel lucirá más sana y brillante, toda vez que las propiedades combinadas de ambos vegetales revitalizarán las células de nuestra piel.

– Mejorarán nuestros niveles alimenticios, pues los minerales del tomate y la albahaca, al no estar procesados o cocinados, se mantendrán y pasarán a nuestro torrente sanguíneo, dándole energía a nuestro organismo.

Este plato, de fácil preparación y pocos ingredientes, nos permitirá degustar del sabor del tomate y la albahaca de una nueva manera, además de que introduciremos un nuevo platillo a nuestras mesas para cambiar la cotidianidad.

5/5 (1 Review)