Cómo cultivar Albahaca

como cultivar la albahaca

Podemos considerar la albahaca, como la planta perfecta. Dado su dulce y refrescante sabor que acompaña sus hojas, es una especia perfecta sobre todo para los periodos donde más calor hace, como el verano. Agregar hojas enteras en ensaladas o tomarse una infusión refrescante de con esta hierba, es sencillamente un placer que está al alcance de todos y que por tanto deberíamos disfrutar. Otro de los platos donde suele ser muy típico el uso de la albahaca es, cómo no, en las pizzas. 

Comprar albahaca, puede ser una manera de consumir esta hierba. Sin embargo, vamos a dejar en esta página todo lo que necesitas saber para cultivar albahaca en tu propia casa, independientemente de que tengas huerto o no. Debes saber que puedes sembrar esta planta en macetas fácilmente y que el crecimiento de la albahaca, no se verá obstruido.

¿No es mejor comprarla directamente en el supermercado y olvidarme de sembrar esta planta en casa? Esta pregunta tiene fácil respuesta. No. ¿Has pensado en el placer de cortar tu propia albahaca del jardín? La sensación de saber que estás tomando algo fresco y que tanto has cuidado para poder llegar a ese momento, difícilmente tiene precio.

¿Dónde es el mejor sitio para el cultivo de albahaca?

La albahaca crece muy bien en suelos drenados, expuesta a la luz del sol. Si tienes un jardín grande, con tomates sembrados, puedes cultivar la albahaca entre ellos. En caso contrario, puedes cultivarlo en cualquier lugar, siempre y cuando tenga una exposición solar de al menos 5 horas durante el día, ya que requiere el sol para un correcto crecimiento.

Si no tienes jardín, no te preocupes, ya que podremos cultivar la albahaca en una maceta. El lugar correcto en este caso para el óptimo crecimiento de la planta, sería poner la maceta al lado de una ventana soleada. 

¿Cómo regar la albahaca? ¿Cada cuánto tiempo hay que hacerlo?

Es complicado establecer unas pautas acerca de cómo regar la albahaca y cada cuánto tiempo. Sin embargo, si mantenemos un control sobre la planta, podremos saber con certeza cuándo necesita ser regada. Dado que es una planta que requiere los rayos del sol, necesitará un cuidado especial en este aspecto, dado que no le puede faltar agua durante su fase de crecimiento. Una buena manera de saber cuándo regar la albahaca, es simplemente observar cuándo el suelo donde crece sus tallos, esté completamente seco, haciendo todo lo posible por regar la planta en su base y no en sus hojas.

como regar albahaca

Cuidados de la Albahaca

La albahaca es una hierba fácil de cultivar por lo que cualquier persona, aunque no tenga experiencia puede hacerlo. El cultivo de esta planta se realiza a través de semillas que se puede realizar en macetas o en la tierra cuando termina el invierno o empieza la primavera.

Esta planta no soporta las heladas o temperaturas muy bajas si esta al descubierto. El clima debe ser templado a cálido y recibir radiación solar durante varias horas al día si es posible.  El suelo tiene que ser fértil, bien drenado, húmedo pero sin demasiada agua. 

El PH debe ser entre 5,5 y 6,5.  Las semillas tienen que ser enterradas a poca profundidad para que puedan crecer correctamente. Previamente se debe abonar y humedecer la tierra donde se colocaran las semillas. La germinación de la hierba se producirá dentro de 10 a 15 días en promedio.

Esta hierba no requiere cuidados especiales a diferencia de otras plantas que si lo necesitan. De hecho, basta con dedicarla unos minutos a la semana y la albahaca se conservará correctamente. 

¿Qué plagas pueden atacar a la albahaca?

La albahaca suele ser atacada por caracoles que le comen las plantas tiernas por lo que hay que revisar periódicamente y eliminar estos moluscos terrestres de la hierba de la planta. 

Se recomienda, revisar la planta, al menos una vez al día, durante el verano, periodo donde los caracoles son más propensos a propagarse y atacar el cultivo de la albahaca.

plagas albahaca

Cómo cosechar y podar albahaca correctamente

La albahaca es muy sencilla de cosechar. La mejor manera de hacerlo, es antes de la planta florezca en plenitud. La poda debe ser continua, por lo que es importante no dejar la planta sin hojas en ningún momento. Estos consejos te ayudarán a la hora de conservar la planta de la albahaca correctamente.

– Después de que la planta haya producido sus primeras doce hojas, poda tan solo 6 de ellas. Esto permite a la planta seguir ramificándose, lo que permitirá más hojas durante la cosecha de albahaca.
– Cada vez que una rama contenga de seis a ocho hojas, poda nuevamente hasta su primer conjunto de hojas.
– Cuando pase mes y medio del cultivo, pellizca ligeramente el brote central, lo cual impedirá una temprana floración. Si las flores de la planta crecen, córtalas
– Si el clima va a ser frío o si pensamos que va a haber una helada inminente, asegúrate de tapar la albahaca, ofreciéndola todo el calor posible. Esta planta aguanta muy mal el frío, y es posible que las bajas temperaturas, destruya la planta.